7 · Plan de accion para la puesta en marcha del proyecto empresarial

1. TRÁMITES LEGALES

Para ejercer nuestra actividad económica de forma legal, necesitamos realizar una serie de trámites  administrativos.

Y necesitamos conocerlos antes de empezar porque pueden condicionar nuestro calendario de puesta en marcha, los recursos que necesitemos, el coste de las inversiones a realizar, etc.

Es importante que nos informemos sobre :

  • Qué trámites debemos hacer
  • Dónde tenemos que realizarlo, en qué  administración  u organismo, y en qué oficina concreta.  Y si es posible realizar el trámite por vía electrónica.
  • En qué momento concreto del proceso de creación de empresa debe hacerse, o qué plazos existen.
  • Qué condiciones o requisitos exigen
  • Qué documentación hay que aportar
  • Si tiene algún coste económico

Existen unos trámites  básicos que deben realizarse en todos los casos,  y existen  otros que sólo deben  realizarlos algunas  formas jurídicas o los emprendedores  que van a ejercer determinadas actividades.

El ayuntamiento, la Administración de Hacienda y la de Trabajo, y la Seguridad Social, son  organismos en los que todos los emprendedores deben hacer gestiones.

El registro mercantil, el notario, el registro de la propiedad  inmobiliaria o determinados registros sectoriales (dependientes en muchos casos de la Administración Autonómica y en otros de la Administración Central del Estado) son  otros organismos en los que se necesita realizar trámites en algunos casos.

En el apartado “Trámites para la creación de empresas “,   puedes descargar  un práctico  documento con  información  más detallada sobre  esta  cuestión.

2. FORMA JURÍDICA

La legislación nos ofrece  distintas formas jurídicas para que ejerzamos la actividad económica del negocio que queremos emprender.

La elección de una forma u otra puede afectar a los costes de constitución que tengamos, al régimen fiscal  y de seguridad social que aplicaremos,  a las ayudas que podremos recibir, etc.

En  el apartado “Formas jurídicas de empresa“,   puedes  encontrar información  más detallada sobre  esta  cuestión.

3. ORGANIZACIÓN DE LOS RECURSOS HUMANOS

Los recursos  humanos  son las personas que trabajan en la empresa, y son un elemento clave en el funcionamiento y resultados de cualquier empresa.

En función de nuestra actividad, “propuesta de valor”  y nuestros objetivos,  tendremos unas u otras necesidades de recursos humanos.

En este apartado del plan de negocio debemos determinar:

  • Las áreas de trabajo que existirán en la empresa y las funciones de las que se encargará cada una de estas áreas.
  • Los requisitos que deben tener las personas que trabajarán en cada área.
  • El perfil profesional y las capacidades del emprendedor/es.
  • El mínimo de personas necesarias para que la empresa realice su actividad y se cubran todas las áreas de trabajo:
    • Para funcionar inicialmente
    • Para que la empresa alcance el volumen de producción necesario para garantizar su rentabilidad.
    • Para el  pleno rendimiento
    • En los distintos momentos del año si la actividad registra “ picos estacionales”
  • La distribución de los emprendedores en las distintas áreas de trabajo.
  • La necesidad de contratar trabajadores asalariados.

Además, la empresa evoluciona constantemente y sus necesidades de personal  pueden ir cambiando también.

Para organizar de manera óptima los recursos humanos de la empresa, es muy útil informarse bien de las siguientes cuestiones:

  • Modalidades de contratos laborales existentes y los idóneos para las necesidades de nuestra empresa.
  • Regímenes de cotización a la Seguridad Social.
  • Incentivos  o ayudas existentes para la contratación de personal.
  • Convenio colectivo del sector (si existe).
  • Cómo podemos seleccionar a un trabajador.
  • Exigencias legales en materia de seguridad, higiene y prevención de riesgos laborales.

En el apartado “ Recursos humanos en la empresa “,   puedes  encontrar información  más detallada sobre  esta  cuestión.

7 .4. ANALISIS D.A.F.O.

Una vez definido con precisión nuestro proyecto empresarial, podemos  emplear esta técnica  del análisis DAFO para hacer un balance de nuestra idea de negocio,  una visión global o una valoración general que nos ayude a  acabar de tomar la decisión de emprender .

El análisis D.A.F.O analiza dos tipos de factores o aspectos:
  1. Internos del propio negocio o empresa. Dependen del emprendedor y/o  la empresa, pueden ser modificados por ellos.
  2. Externos respecto al negocio (del entorno, del mercado – tanto de la competencia como  de los posibles clientes). No pueden ser modificados por el emprendedor y/o la empresa.
a) Los factores  internos son :
  • Las DEBILIDADES, los aspectos que deberíamos mejorar  o superar por que, en un principio, suponen una limitación para  la puesta en marcha de nuestro negocio y para ser competitivos en el mercado.
  • Las FORTALEZAS,  nuestras mejores capacidades y herramientas para emprender nuestra iniciativa y para desenvolvernos en el mercado.
Algunos de los factores que se suelen analizar:
  • La formación , el “saber hacer”, la experiencia,  las capacidades
  • Los recursos humanos:  perfiles profesionales, cualificación  respecto a sus puestos de trabajo,/ tareas , motivación , rotación , estacionalidad, remuneración…
  • La organización o estructura: puestos de trabajo, responsabilidad de cada uno, tipo de dirección de la empresa,  flexibilidad…
  • La producción: línea o gama de productos,  cualidades diferenciadoras, capacidad de producción, costes de fabricación, calidad, innovación, patentes …..
  • Marketing :  imagen, posicionamiento en el mercado, publicidad, promociones,  distribución ….
  • Recursos materiales y financieros: equipos de producción, tecnología,  recursos financieros disponibles, posibilidades de financiación externa, nivel de endeudamiento, liquidez….
  • Objetivos y estrategias
b) Los factores externos son:
  • Las AMENAZAS, aquello que puede ser un freno para el desarrollo de nuestra actividad.
  • Las OPORTUNIDADES, aquello que puede favorecer el desarrollo de nuestra actividad.
Algunos de los factores que se suelen analizar:

El sector:

  • Las empresas , sus características, su evolución.
  • La competencia actual y potencial, identificarla y  estudiar  su éxito/fracaso , y sus productos, precios, calidad, etc.
  • Proveedores
  • Distribuidores
  • Comercializadores

Tendencias del mercado:

  • Coyuntura económica
  • Potenciales clientes
  • Hábitos de compra o consumo
  • Evolución de la demanda
  • Legislación vigente  aplicable a nuestro negocio
  • Otros aspectos que no podemos controlar: políticos, tecnológicos, etc.

<<Volver al plan de negocio.